{lang: 'es'}

Como es lógico, solemos dedicar nuestro blog a todo aquello que podríamos llamar “buenas prácticas en redes sociales”. Pero, por supuesto, también existe el reverso de la moneda, cuando las cosas no se hacen bien o, mejor dicho, cuando tu público cree que te estás equivocando, o directamente que estás mintiendo: “5 signs people think your brand is a Social Media liar” es la reflexión que os traemos hoy, cortesía de iMedia Connection.

Entre noticias de Square, ofertas de Groupon y rumores de alianzas entre esta red y Foursquare, Google Reader nos llevó a un artículo que nos pareció especialmente interesante, gracias a @adtech_london, “La cumbre del marketing online y la comunidad publicitaria que tendrá lugar por séptimo año consecutivo en el Reino Unido”, el 21 y 22 de septiembre de este año. Peter Shankman, su autor, nos cuenta las razones por las que una marca puede ser vista como una Social Media Liar”, que suena todavía peor que ser un fake. Aunque con alguno de sus puntos de vista no estamos totalmente de acuerdo, el enfoque nos parece atractivo: no es una lista de recomendaciones, sino de señales que pueden indicarte que algo va mal. Vamos con ellas.

  1. Hablas y hablas, nadie responde

Una de las claves en este nuevo mundo de comunicaciones en el que vivimos y trabajamos es la habilidad de comenzar una conversación instantáneamente y generar una acción, algo opuesto a limitarte a lanzar palabras.

Necesitas medir el nivel de respuesta que estás consiguiendo, según la cantidad de comunicación que estás lanzando. Si es, como mucho, “minimalista”, podrías ser visto como alguien que habla con el éter. Para evitarlo, escucha activamente lo que tu público está diciendo sobre tu marca y coméntalo en tus posts.

¿Cómo hacerlo?

Lo peor que puedes hacer es publicar cosas simplemente por publicarlas. Debes implicarte en las conversaciones cuando te piden conversación, y no ser “ese tío” de la fiesta que no para de hablar.

2.  La respuesta está ahí, pero casi siempre es negativa

Si las principales reacciones a lo que estás publicando son cínicas, estás haciendo algo mal. Esto suele ocurrir cuando una empresa une alguna clase de gesto simbólico (aunque vacío) a algo más grande. Por ejemplo, algunas empresas intentaron inmediatamente donar dinero tras el huracán de Alabama, pero con una condición: “Por cada Like que consigamos, donaremos un dólar a la ONG xxx”.

¿Cómo hacerlo?

¿Por qué no simplemente donar el dinero y publicar una nota que diga “Estamos felices de ser capaces de donar dinero a este grupo de rescate y te animamos a hacer lo mismo con…”? Tomando un enfoque proactivo que no solo funcione cuando consigues fans o likes, te verán como una compañía altruista que no está simplemente en esto por el valor de las relaciones públicas.

3. Nada de lo que haces online se traduce en ventas reales

Si estás haciendo un montón de Social Media y no estás viendo ningún despegue en ventas, algo está mal y en algún lugar hay un fallo en cómo se percibe tu marca. Tu trabajo es averiguar dónde está la falta de conexión y solucionarla.

¿Cómo hacerlo?

Empieza con algo pequeño, como descuentos y ofertas 2×1 ocasionales. A partir de ahí, muévete centrándote en las que mejor te funcionan. Es mucho más fácil venderle algo a alguien a quien ya ha convencido una persona de confianza de que tus productos merecen la pena. ¿Qué les convence? Contenidos interesantes. Vídeos, podcasts, fotos y material que gusta y que es compartido.

Sé la compañía que tiene lo que otra gente cree que es cool. A todos nos gusta ser “finders”; lo que tienes que hacer es proporcionar buena información, buenos contenidos y material que no sea siempre “vendedor”, que ellos quieran encontrar y compartir.

4. Diferentes voces crean mensajes confusos

Dependiendo del tamaño de tu empresa, puede que tengas más de una persona actuando como portavoz a través de los canales sociales de comunicación. El potencial para la falta de sinceridad es muy alto, ya que diferentes personas tienen diferentes voces, pero una empresa debe tener una sola. Asegúrate de que la voz de tu empresa es consistente. Esto no quiere decir que no pueda haber diferentes voces, sino que todas deben formar parte de una voz corporativa.

¿Cómo hacerlo?

Esto no es un problema de Social Media per se; se trata de asegurarse de que toda tu gente está en la misma página. Trabaja con todos ellos juntos para ayudarles a entenderlo.

El quinto punto que señala Peter en su artículo es precisamente el que nos parece más cuestionable, no tanto por lo que nos quiere decir, sino por cómo comienza diciéndolo. Y es que una de las “stealth tactics” a las que se refiere puede sonar casi como una “suplantación”: “Cuando voy a dar una conferencia, intento recoger la acreditación de otra persona, y escuchar de qué están hablando antes de subir al escenario. Esto me permite ajustar mi discurso a los intereses específicos de los asistentes a la conferencia”. Aunque se trate de algo útil, no deja de ser un truco; sin embargo, el resto de su argumentación sí nos parece más correcta. La encontraréis a continuación.

5. Intenta algunas tácticas “furtivas”

Por ejemplo, permitir que tu equipo de Social Media recorra tus puntos de venta o que atiendan algunas  llamadas de clientes, para que puedan aprender mejor lo que quieren.

¿Cómo hacerlo?

A veces, quedarte callado da mejores resultados que gritar. Escuchar a tu audiencia y no limitarte a esperar para hablar te da la oportunidad de escuchar de verdad lo que tienen que decir. El objetivo es entender mejor a tu audiencia para poder relacionarte mejor con ellos.

One response to "5 razones para creer que mientes en los Social Media"

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Como es lógico, solemos dedicar nuestro blog a todo aquello que podríamos llamar “buenas prácticas en redes sociales”. Pero, por supuesto, también existe el reverso de la moneda, cuando las cosas no se hacen bien o, m……

    8:40 am - 27/05/2011

Leave your response:

*

Acceder con Facebook